PyCamp 2010

Python — Domingo 14 de Marzo de 2010, 22:54

Viernes

En realidad llegamos a Veronica el jueves. Viajamos a la tarde/noche con Alecu, Ricardo y Joac, para llegar, cenar, acostarnos, y levantarnos temprano para armar lo que era energía e internet.

El plan estuvo muy bien, nos levantamos casi a las ocho, desayunamos, y empezamos a armar todo... para cuando empezó a llegar la gente, ya teníamos todo andando.

La mañana estuvo tranquila, charlando de cosas varias mientras iban llegando los participantes, y recién luego de comer arrancamos con la organización del schedule para todos los días:

Schedule de PyCamp 2010

El primer tema me interesaba (tower defense); no para programarlo, sino para participar en la charla inicial. Las ideas estuvieron muy bien, veamos como evoluciona.

También participé de la segunda sesión (hacer un server XMPP en Twisted), pero llegamos a la conclusión que no tiene sentido ponernos a hacer todo ese trabajo, porque para las funcionalidades locas que quisieramos implementar, es suficiente con hacer un cliente o un componente (y ya hay soporte para eso en Twisted).

Luego me pegué un regio baño, y llegó la hora de la cena. Y con el fin de la comida, pasamos a la parte de juegos.

Como siempre, se armaron distintos grupos jugando a distintas cosas. Yo jugué al Settlers of Catan con Perrito, Robert, y Luciano. Un rato después de que terminamos de jugar (y de que nos habíamos terminado el Legui), llegó Moni con Felipe, que venían de Buenos Aires en el auto de John, así que fuimos a terminar de armar las cosas en la habitación y a dormir, que eran como las dos de la mañana.


Sábado

Por suerte no arrancamos temprano, ya que el desayuno es a las nueve de la mañana, así que me levanté ocho y media, y a las nueve estábamos desayunando con la familia.

Durante la mañana no hice nada específico, más que nada charlas, cargué muchos bugs de Enjuewemela, y le eché algo de laburo a Typus Pocus: nos fuimos de Google Code, ahora estamos en Launchpad, y empecé a darle forma para poder utilizarlo de ejemplo en la clase de empaquetamiento de Luciano (ver más abajo).

A las 13 almorzamos, y luego jugamos a la pelota como media hora (sí, ¡deporte!). Cortamos a las 14 porque arrancaba la sesión de Lalita. Nos juntamos obviamente al aire libre (estabamos la mitad transpirados por el fúbol), y charlamos cosas para hacerle. Me anoté un bug doble (o dos bugs muy parecidos, como quieran), pero antes de empezar a hacer eso me fui a bañar.

Familia en PyCamp

Cuando salí encontré que ya había empezado la charla de cocos2d, y me metí para la charla/discusión sobre qué era y cual es el futuro (llegamos a la conclusión de que lo que habría que hacerle a la biblioteca es: mejor manejo de sonido, implementar colisiones, mejor documentación, y bugfixing en general).

La noche pintaba tranqui, porque no habíamos podido armar el fogón entonces no sabíamos que íbamos a hacer con la reunión de PyAr. Pero al final la hicimos, repartimos merchandising que Nati y Matías habían traido de USA, repartimos tutoriales impresos para que lleven a las Universidades, hablamos del PyCon en Argentina pasado y futuro, del recién terminado PyCon USA, de Python y la evolución del lenguaje, de cómo estaba Python en Argentina a nivel laboral, etc. Muchos temas. Y terminó derivando en charlas políticas muy interesantes.

A eso de las dos y media de la mañana, luego de charlar en varios grupos y con ya demasiado vino en sangre, me fuí a dormir.


Domingo

El domingo arranqué con un poco de resaca, pero llegué bien a desayunar.

Durante la mañana estuve trabajando en Typus Pocus, para que esté listo para la clase de la tarde de Luciano Bello sobre empaquetar proyectos para Debian. Esa clase fue muy útil, y recorrimos casi todos los pasos para que se pueda meter el juego en esa distro de Linux (todavía faltan sacarle unos warnings de lintian, ya anunciaré aquí como evoluciona eso).

Luego se hizo un pequeño Bug Day de Python, en la cual muchos chicos aprendieron cómo trabajar en el proyecto de Python en sí, y cómo buscar bugs y proponer soluciones, y hasta se corrigieron un par de cosas!

Durante la tarde, también, se realizó el primer Torneo Universal de Ping Pong Durante Un PyCamp (o más fácil: TUPPDUPC). Yo perdí en cuartos a manos de (o "a paletas de") el que sería el campeón, Nico Echaniz:

Torneo de ping pong

Estuvimos también charlando un rato largo sobre el modelo del juego que construiremos durante el próximo PyWeek (el juego más grande del mundo, ¡ya les contaré cómo participar!).

Finalmente, volví a trabajar en la laptop, en el bug doble de Lalita que había comenzado a resolver el día anterior. Y estando ahí trabajando, al lado de Riq, no se bien cómo surgió pero me terminó explicando cómo se usaban matrices para resolver los cambios a imágenes (redimensionarlas, rotarlas, desplazarlas, etc.; lean esto que lo explica bien).


Lunes

Durante la mañana del último día logré corregir los bugs que venía trabajando de Lalita, antes de comer me puse a trabajar en un juego que estoy armando, Enjuewemela, un juego loco con un montón de gemas que tienden a desaparecer siguiendo extrañamente acciones del usuario.

Luego del almuerzo tuvimos una charla entre todos sobre el PyCamp mismo: cómo había sido, que cosas estuvieron mal, cuales bien, qué deberíamos corregir, y hasta terminamos tirando la idea de hacer un segundo PyCamp a continuación de PyCon Argentina 2010, en Córdoba.

Luego de esta charla seguí trabajando en Enjuewemela, hasta que se acabó el tiempo.

Ahí empecé a ordenar todo lo mío y a limpiar un poco los lugares donde habíamos trabajado, armé el auto, y emprendimos el regreso.

Trabajando

Así terminó el tercer PyCamp en Argentina, uno de los eventos de programación más interesantes que conozco, y uno de los que más cumplen a la hora de aprender y divertirse.  Todas las fotos, aquí.
Missing Children Argentina

comentarios


Añadir comentario

authimage






Powered by LifeType